RUTAS EN DOS RUEDAS

Viajes en moto - Calendario de Motoencuentros - Motos clásicas y antiguas

Modelos y Manuales de Jawa - Consejos útiles para viajar - Relatos de viajes

Viajar con copiloto - Fotos - Crónicas de encuentros - Links

 

Rutas en dos Ruedas

 

 

Banfield, un lugar en el mundo

 

Nos encanta viajar. En 1996 empezamos a recorrer Argentina en moto y no paramos. Conquistamos dos veces la meta del motociclista argentino: Ushuaia, la ciudad más austral del mundo y una vez más llegamos hasta allí en auto. Conocemos casi toda la Patagonia. Recorrimos la Mesopotamia hasta las magníficas Cataratas del río Iguazú, las sierras cordobesas, la región puntana, Mendoza, las llanuras y serranías bonaerenses, la costa atlántica... Cruzamos a Chile, Brasil y Paraguay.

Trabajamos para poder viajar. Viajamos para poder vivir.
Y cada vez que salimos de viaje, empacamos en el bolso la camiseta del Taladro. Cuando estamos acá, no solemos ir a la cancha. Pero allá, cuando estamos lejos, queremos que todos sepan de dónde venimos... y a dónde volveremos.
Nuestra moto Jawa 350 (Ella) ostenta el calco de Banfield, como un estigma de pasión y orgullo que será imborrable. Vivimos a pocas cuadras de la cancha de Peña y Arenales y cuando somos locales sólo hace falta asomarse al patio para oír los gritos de la multitud que nos representa. La cancha ahora está hermosa, nuestro estadio es cada vez más grande, cada vez más cómodo.
Somos muchos los banfileños que exhibimos la camiseta del club cuando nos alejamos del barrio. Como si quisiéramos decir: “estamos en todos lados”. Vayas donde vayas, siempre habrá un banfileño cerca. Y cuando ven el calco en tu vehículo te preguntan “¿son de allá?” “Ah, yo soy de Lomas”, “yo de Longchamps”, o... “yo de Lanús”, admiten nuestros archirrivales.
El año pasado íbamos en moto peleándole al viento por la ruta 3, en la provincia de Santa Cruz, a más de dos mil kilómetros de casa, cuando nos cruzamos con el camión de mudanzas de la vuelta: El Poco a Poco. ¡Nos desvivimos por hacerle señas de saludo, que fueron muy bien correspondidas! El conductor se habrá preguntado ¿quiénes son estos locos que saludan tanto? Es que es del barrio, cómo no saludarlo, si en Banfield todo se ha hecho poco a poco...
Cuando éramos adolescentes y recién nos conocíamos, nos pasábamos las tardes jugando a la paleta y andando en bici por las calles del Barrio Nuevo, antes llamado Monte Correa, donde mi papá y sus amigos iban de chicos a cazar pajaritos, pues había solamente un par de casas y una arboleda fenomenal. Recuerdo que una vez, viajando por Río Negro con mi querida abuela Ñata, a quien los ochenta y pico de años le habían impuesto los síntomas de la demencia senil, ella pasaba por un descampado de San Antonio Oeste y decía: “Este es el Monte Correa”... No había forma de explicarle que habíamos viajado ya mil kilómetros: ella tenía intactos en su cabecita los recuerdos de su Banfield de toda la vida y los llevaba donde quiera que fuese. Ese mismo Banfield donde a los 12 años mi abuelo Antonio se le había declarado y ella le había vaciado un sifón en la cara!
El barrio ya no es el mismo. Ya no hay sifones ni sifoneros. Ya no se puede andar tan tranquilo en bicicleta, ni sentarse en la parecita a jugar a la payana toda la tarde, ni jugar a las escondidas a las 9 de la noche, hasta que nos llamen a preparar la ensalada para ir a cenar. Ya no está el Bar El Sol. Ya no hay potreros. Ahora se está llenando de edificios. Maipú, Rincón y Belgrano parecen calles de Capital. Hasta los autos estacionan en doble fila y no dejan pasar a los colectivos.
Ya no están el 13 (que después fue el 426 y después el 299), ni el 239... Son los tiempos de la globalización...
Pero nosotros vivimos el Banfield auténtico. El que educó a Julio Cortázar en la Escuela 10, donde estudió mi mamá, el que tiene una plaza en honor a Alfredo De Ángelis y el que cobija la mansión de Sandro sobre la calle Berutti, el de Pepe Biondi... El Banfield que aún hoy te brinda un amigo en cada esquina, un bar para encontrarte, una plaza donde enamorarte. Tal vez por eso nuestro sitio web Rutas en dos Ruedas comienza diciendo:

“Desde Banfield..." Porque Banfield te enamora.

Porque Banfield, el del Taladro, te atrapa para siempre.



Verónica

29/02/08
 

Leé acá un texto de D. Capalbo sobre Los Fantasmas de Banfield

 

La ciudad de Banfield y El Taladro desde Barcelona

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

© Hecho el depósito que prevé la ley 11723. www.rutasendosruedas.com.ar 2001

Política de privacidad

Los derechos de los textos y fotos de esta página pueden pertenecer a los propietarios de Rutas en dos Ruedas o a terceras personas o entidades. Si desea utilizar algún contenido de esta página, incluidas las fotos, por favor solicite autorización por correo electrónico.

 

 

 

SECCIÓN TALLER

Despiece motor

Jawa 350/640

Manual de despiece

de Jawa 350 

Vista interna motor Jawa 350 tipo 18

Manuales

 

Todo JAWA

 

Videos,

restauraciones, historia, modelos, fotos, manuales, viajes, injertos, personalizaciones