RUTAS EN DOS RUEDAS

Viajes en moto - Calendario de Motoencuentros - Motos clásicas y antiguas

Modelos y Manuales de Jawa - Consejos útiles para viajar - Relatos de viajes

Viajar con copiloto - Fotos - Crónicas de encuentros - Links

 

Rutas en dos Ruedas

 

 

Rutas en dos Ruedas

Una historia de bandoleros

Fragmento de Andanzas (2007, Verónica Wiedrich)

(Este relato forma parte de nuestro noveno viaje al Sur)

 

 

Arrastrando una estela de polvo seco y humo, la moto refregaba penosamente sus cubiertas gastadas por el ripio de Chubut. Estábamos cerca de los bandidos, aquéllos que eternizaron Paul Newman y Robert Redford con singular carisma y belleza.
Sólo ellos podían hacer que un par de pistoleros desgraciados nos conmovieran y nos emocionaran de semejante manera

a través de una pantalla de cine.

 

 

(Camino a Cholila)

 


Un pueblo cordillerano de casas bajas y desparramadas recibió

en el silencio de la siesta de febrero

el rugir del motor de la Jawa, que remolcaba nuestro agotamiento en medio de la brumosa nube de tierra que levantaba.
En Informes Turísticos no supieron indicarnos con exactitud el modo de llegar al lugar que buscábamos. Se limitaron a darnos indicaciones imprecisas que, de todas maneras, nos llevaron a buen fin.
Buscamos un hotel y nos detuvimos en la puerta. Todas sus ventanas tristes y grises permanecían cerradas, pero sabíamos que estaba en funcionamiento. El paso del tiempo no había hecho concesiones a ese edificio que de tan viejo y descuidado parecía apenas un fantasma. Una mujer abrió la puerta y de inmediato, al ver la moto,

dijo que no tenía lugar para nosotros.
No era la primera vez que nos pasaba.

Decidimos seguir camino arriba buscando,
no ya hospedaje, sino cumplir el cometido que nos había hecho transitar tanto ripio hasta Cholila. Tomen aquella senda y cuando vean la comisaría a su izquierda, pregunten ahí, nos habían dicho.

Llegamos a la comisaría y lo único que se veía
eran unas gallinas escuálidas y movedizas detrás del alambrado

que hacían lo que hacen todas las gallinas:

picoteaban el suelo en busca de alimento. Hicimos ruido,
pero nadie salió. Pasé la puerta de alambre y golpeé, sin suerte. Era domingo y la comisaría estaba cerrada.
Frente a ella se extendía un amplio campo, cuya tranquera tenía echada cadena con candado. A lo lejos se veían unos caballos, junto a una construcción oscura que tal vez fuera la que buscábamos. Habíamos visto una foto en una guía turística, pero a pesar de que se la publicitaba como visita interesante del pueblo, ni siquiera allí

nos habían sabido orientar correctamente.

 

(Junto a la tranquera con candado, el cartel que indicaba:

Cabaña Butch Cassidy)

Cholila, Chubut

 


Saltamos la tranquera y caminamos un buen trecho. ¡La Jawa se veía chiquita, a la distancia! Al acercarnos, una nueva tranquera aportaba un dato importante: en la madera superior alguien había pintado con tinta negra el rostro de un pistolero. Vamos bien, pensamos.

 

(Otra tranquera)

 

 

(Detalle de la figura del pistolero)

 

 

Pasamos junto a un par de caballos y allí estaban: tres construcciones de madera semidestruidas, que habían servido de vivienda, de establo y de taller, o algo así, en otros tiempos.

 

Cabaña de Butch Cassidy en Cholila, Chubut

 


Toqué casi con reverencia esa madera histórica, me apoyé en las paredes de las cabañas, sacamos fotos. Los yuyos crujían bajo nuestras suelas como alertando a alguien de nuestra peligrosa presencia. Estábamos lejos de la moto y nos sentimos solos. Algún espíritu inquieto nos hacía sentir su poder y tuvimos miedo. Quizá andaban por allí, acechando. Quizá por eso no nos habían dado lugar en el pueblo y la policía se escondía. Quizá todo Cholila se había convertido en fantasma. Quizá les temían.
Tuvimos la impresión de oír el gatillo de un rifle. Quizá, cuando arrancáramos la moto, Butch Cassidy y Sundance Kid salieran de su encierro para reírse con ganas de estos intrépidos jóvenes que, en ese pueblo amargo y polvoriento, los buscaban.

 

 

 

(Foto aparecida en algún periódico, vaya a saber cuál, y cuándo...)

 

 

(Cartelito pegado en la Estación de la Trochita, Esquel)

 


("Una historia de bandoleros", en Andanzas, libro de Rutas en dos Ruedas)

 

 

Para comunicarte con Rutas en dos Ruedas:

 

 

 

 

 

© Hecho el depósito que prevé la ley 11723. www.rutasendosruedas.com.ar 2001

Política de privacidad

Los derechos de los textos y fotos de esta página pueden pertenecer a los propietarios de Rutas en dos Ruedas o a terceras personas o entidades. Si desea utilizar algún contenido de esta página, incluidas las fotos, por favor solicite autorización por correo electrónico.

 

 

 

SECCIÓN TALLER

Despiece motor

Jawa 350/640

Manual de despiece

de Jawa 350 

Vista interna motor Jawa 350 tipo 18

Manuales

 

Todo JAWA

 

Videos,

restauraciones, historia, modelos, fotos, manuales, viajes, injertos, personalizaciones